• Document: EL VIA CRUCIS DE NUESTRO SEÑOR Y SALVADOR
  • Size: 124.06 KB
  • Uploaded: 2019-04-16 12:59:29
  • Status: Successfully converted


Some snippets from your converted document:

Hablar con Jesús ORAR CON... EL VIA CRUCIS DE NUESTRO SEÑOR Y SALVADOR Romano Guardini DESCLÉE DE BROUWER Índice Prólogo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5 Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17 El Via Crucis de nuestro señor y salvador Oración inicial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 31 Primera estación: Jesús es condenado a muerte . . . . . . . . . . . 33 Segunda estación: Jesús toma la cruz sobre sus hombros . . . . 37 Tercera estación: Jesús cae por primera vez bajo el peso de la cruz . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 41 ORAR CON... EL VIA CRUCIS DE NUESTRO SEÑOR Y SALVADOR Cuarta estación: Jesús se encuentra con su Madre . . . . . . . . 45 Quinta estación: Simón de Cirene es obligado a ayudar a Jesús . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 49 Sexta estación: La Verónica enjuga el rostro de Jesús . . . . . 53 Séptima estación: Jesús cae por segunda vez bajo la cruz . . . . 57 Octava estación: Jesús habla a las mujeres de Jerusalén . . . . . 61 Novena estación: Jesús cae por tercera vez bajo la cruz . . . . . 63 Décima estación: Jesús es despojado de sus vestiduras . . . . . 65 Undécima estación: Jesús es clavado en la cruz . . . . . . . . . . . . . . 67 Duodécima estación: Jesús muere en la cruz . . . . . . . . . . . . . . . . . 71 8 ÍNDICE Decimotercera estación: Jesús es bajado de la cruz . . . . . . . . . . . . . . 75 Decimocuarta estación: Jesús es depositado en el sepulcro . . . . . . . 77 Conclusión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 81 9 Prólogo G uardini escribió el Via Crucis en 1919, un año después de publicar El espíritu de la liturgia, obra que le dio renombre y lo introdujo en el prestigioso círculo de la abadía benedictina de María Laach. “He terminado ya –escribió al editor R. Knies– un Via Crucis, con una ´Introducción sobre la esencia de las devo- ciones populares´. Quiere complementar y conti- nuar el tomito El espíritu de la liturgia”1. Esa complementación era posible para Guardini porque consideró el Via Crucis como un ámbito de duelo y meditación, de marcha 1. Cf. H. B. Gerl: Romano Guardini (1885-1968). Leben und Werk, M. Grünewald, Maguncia 41995, p. 134. 11 ORAR CON... EL VIA CRUCIS DE NUESTRO SEÑOR Y SALVADOR reglada y noble, contemplativa y activa, hacia el final doloroso de una vida que marca un comienzo2. A su entender, el Via Crucis “es una de las devociones populares más puras, pues reúne imagen e idea, acción externa y disposición interior, verdad histórica y creación del espíritu de fe” 3. La alta calidad espiritual de esta tradi­ cio­nal forma de oración popular no fue reco­ nocida en su justa medida por destacados representantes del movimiento litúrgico, que excluyeron a Guardini de la colaboración en la prestigiosa revista de investigación Jahrbuch für Liturgiewissenschaft. Es de cele­ brar que el êthos de verdad característico del 2. Véase mi obra: Romano Guardini, maestro de vida, Palabra, Madrid 1998, págs. 324-326. 3. Cf. El Via crucis de Nuestro Señor y Salvador, Desclée De Brouwer, Bilbao 2008, Prólogo; Der Kreuzweg unseres Herrn und Heilandes, M. Grünewald, Ma- guncia, 62005, Prólogo. 12 PRÓLOGO joven maestro lo haya mantenido fiel a su búsqueda de la quintaesencia de la vida de oración, y le haya inspirado obras tan lúcidas, a este respecto, como Voluntad y verdad4, El rosario de Nuestra Señora5, Oraciones teoló- gicas6, Los salmos7, El testamento del Señor. Preparación para la Santa Misa8, Introducción 4. Dinor, San Sebastián 1962. Versión original: Wille und Wahrheit. Ejercicios espirituales, M. Grünewald, Maguncia 21950. 5. Desclée De Brouwer, Bilbao 2008.Versión original: Der Rosenkranz unserer lieben Frau, M. Grünewald, Maguncia 52002. 6. Guadarrama, Madrid 1959; y

Recently converted files (publicly available):