• Document: EDUCAR PARA UN NUEVO MUNDO María Montessori
  • Size: 445.71 KB
  • Uploaded: 2019-01-12 15:38:27
  • Status: Successfully converted


Some snippets from your converted document:

EDUCAR PARA UN NUEVO MUNDO María Montessori Dedicado a la memoria de GEORGE SIDNEY ARUNDALE, quien me invitó a la India y me brindó la oportunidad de conocer ese maravilloso país, y de ponerme en contacto con él y con su gran personalidad. CONTRAPORTADA Esta pequeña joya que tienes en tus manos es un compendio del pensamiento de la Dra. Montessori. Nos lleva de la mano por los orígenes del sistema, dándonos una clara visión de los sorprendentes hallazgos que iba encontrando, según se adentró en los secretos del desarrollo infantil; mismos que sentaron las bases de lo que hoy conocemos como “principios Montessori”. Con una narrativa fluida y apasionada se nos invita a colaborar con la naturaleza, como padres y maestros y ayudar a que las capacidades individuales de cada pequeño ser salgan y brillen con luz propia, removiendo los obstáculos que se interpongan en su camino hacia la realización. INDICE 1 Introducción 2 El descubrimiento y desarrollo del Sistema Montessori 3 Los períodos y la naturaleza de la mente absorbente 4 Embriología 5 Conductismo 6 La educación desde el nacimiento 7 El misterio del lenguaje 8 El movimiento y su papel en la educación 9 La acción imitativa y los ciclos de actividad 10 El niño de tres años 11 Cómo la observación hizo evolucionar los métodos 12 El fantasma de la disciplina 13 Cualidades que debe tener una maestra para aplicar el Método Montessori 1. INTRODUCCIÓN El objetivo de este libro es exponer y defender las enormes potencialidades de los niños y ayudar a los docentes a obtener una nueva perspectiva que les sirva para que su trabajo pase de ser un suplicio a ser una tarea alegre, de la represión, a una labor realizada en colaboración con la naturaleza. El mundo en que vivimos ha sido devastado y necesita que se le reconstruya. Un elemento fundamental para ello es la educación. Los intelectuales recomiendan una mejora en la educación, así como también se recomienda el regreso a la religión. Pero la humanidad todavía no está lista para la evolución tan fervientemente deseada que consiste en la reconstrucción de una sociedad que viva en paz y armonía y sin guerras. Los hombres carecen de la educación suficiente para controlar los acontecimientos y terminan por ser sus víctimas. Siempre existieron ideas nobles y sentimientos profundos…pero sigue habiendo guerras. Si la educación continuara con sus viejas fórmulas y se le siguiera considerando como la simple transmisión de conocimientos, el problema se tornaría irresoluble y no habría esperanza de mejorar el mundo. Solo el estudio científico de la personalidad humana nos puede llevar a la salvación y para ello tenemos ante nuestros ojos una entidad síquica en los niños, un grupo social gigantesco, una genuina potencia mundial si se le encamina correctamente. Si tiene que llegar ayuda y salvación, serán los niños los que la traigan, pues los niños son los constructores del hombre y de la sociedad. El niño está dotado de un poder interior que puede guiarnos a un futuro más iluminado. Ya no se puede concebir la educación como la mera impartición de conocimientos, hay que buscar otros caminos para liberar las potencialidades humanas. ¿A qué edad habría que empezar esta educación? Nuestra respuesta es que la grandeza de la personalidad humana empieza en el nacimiento, afirmación ésta que, por mística que parezca, se encuentra muy cerca de la realidad cotidiana. La vida psíquica de los recién nacidos ya ha despertado mucho interés, y hasta hubo científicos y psicólogos que realizaron investigaciones con bebés de entre tres horas y cinco días de vida. La conclusión que se extrajo de estos estudios es que los primeros dos años de vida son los más importantes. Como lo prueban las observaciones, los niños pequeños están dotados de poderes psíquicos especiales que se pueden sacar a la luz –literalmente- “educar” –por medio de cooperar con la naturaleza. Durante milenios, la energía constructiva del niño, siempre viva y en constante movimiento, ha permanecido desconocida, una mina de oro dentro de la mente humana, así como los primeros hombres que pisaron este planeta ignoraban los inmensos tesoros que estaban escondidos en las profundidades de la tierra. Es tan grande la ignorancia del hombre acerca de las riquezas ocultas en el universo psíquico del niño, que desde el principio ha hecho todo lo posible por reprimir esa energía, aplastarla y pulverizarla. Ahora, por primera vez, hay algunos que empiezan a sospechar su existencia y a entender que es un tesoro nunca explotado, un bien más preciado que el oro, la esencia misma del hombre. La observación de los primeros dos años de vida ha echado nueva luz sobre las leyes de la construcción psíquica de la infancia que es completamente distinta de la psicología del adulto. Este es el punto de partida de un nuevo camino, en el que no será el maestro el que

Recently converted files (publicly available):